Saltar al contenido

Estrategia paso a paso de marketing online (en Internet)

¿Está planeando utilizar el marketing online dentro de tu empresa o proyecto? Empieza por el principio: elaborando una estrategia de marketing en Internet. ¿No estás seguro de cómo hacer esto exactamente? ¿O estás convencido de que aún no lo estás sacando todo? En este artículo profundizamos en la estrategia de marketing en Internet: ¿Qué es y qué puedes hacer con ella?

¿Cuál es el uso de una estrategia de marketing en Internet?

Con una estrategia de marketing en Internet, tienes algo a lo que aferrarte cuando tomas decisiones dentro del marketing en línea. Desde conocer a tu público objetivo hasta adquirir clientes. Y desde el aprovechamiento de momentos de contacto con clientes (potenciales) hasta la medición continua de los resultados. Como puedes leer, el marketing en Internet es muy amplio y se puede utilizar para muchos propósitos.

Estas muchas opciones pueden generar estrés y dudas. ¿Qué debes y no debes usar? ¿Cuándo apuestas y con qué frecuencia? ¿Por qué estás haciendo esa elección en particular? Todas estas y más preguntas las respondes en tu estrategia de marketing en internet. Es, por así decirlo, una guía en tu movimiento en línea. También te aseguras de mantener tu visión en línea y no hacer esto una semana y la siguiente. De esta manera, los clientes (potenciales) saben exactamente lo que pueden esperar de ti.

Una estrategia de marketing en Internet: ¿Qué es exactamente?

En este ‘manual’ configuras la estrategia que quieres aplicar en el campo del marketing online. Esto se refiere a las actividades y canales que tienes en línea. Miras el aquí y el ahora, pero también el futuro. En una estrategia de marketing en Internet, por lo tanto, incluyes objetivos a corto y largo plazo, cómo los enfrentas ahora y qué haces para lograr tus objetivos.

Los empresarios tienen interés en una visión concreta. Uno que no cambia continuamente. Tú trazas paso a paso lo que quieres hacer en línea para lograr tus objetivos con respecto a tu visión y priorizas. Una estrategia de marketing en Internet se encarga de esto.

Desde el inicio hasta la estrategia óptima de marketing en Internet

En este punto, te encuentras al comienzo de tu estrategia de marketing en Internet. Para ayudarte en tu camino hacia un resultado óptimo, hemos dividido la ruta hacia tu estrategia ideal en diferentes pasos. Ten en cuenta que cada paso merece una atención continua. Varias cosas cambian regularmente en el marketing en línea y mantener tu estrategia actualizada para responder a esto es crucial.

  1. Establece tu identidad (en línea)

Antes de tomar decisiones sobre qué hacer en el mundo del marketing en línea, debes considerar la identidad de tu empresa, marca u organización. Por ejemplo, ¿Ya tienes tu misión y visión en orden? Echa un vistazo a las formas en que el marketing en línea puede respaldar esto. Es importante que sepas exactamente qué valor añadido tiene esto para tu negocio. Descubre tus motivaciones para comenzar con el marketing en Internet. Solo si te mantienes fiel a tus elecciones, podrás comenzar a obtener resultados con tu estrategia de marketing de internet.

  1. Mapea tu público objetivo

Bien, ahora tienes una imagen clara de cómo el marketing en Internet es valioso para tu negocio. Ahora vas a decidir a quién quieres llegar en línea. En otras palabras: mapea tu grupo objetivo. ¿Cuál es el público objetivo al que te quieres dirigir? ¿Sabes esto? Entonces es hora de averiguar dónde encontrarlos en línea. Y: ¿Cómo es su comportamiento en internet? Solo cuando conoces esta información crucial sobre tu grupo objetivo puedes ser de valor para ellos. Para ello, observa sus deseos y necesidades. Cuanto más específicamente busques a tu grupo objetivo, mejor sabrás lo que quieren.

Ver desde los ojos de tu público objetivo

Una excelente manera de ubicarte en tu propio grupo objetivo es crear una persona. Con una persona puedes responder a lo que realmente quiere tu grupo objetivo. Un grupo objetivo está formado por varias personas. Cada uno tiene sus propios intereses, necesidades, forma de pensar y opinión. Al segmentar reúnes a personas con características similares. Una persona te ayuda a obtener una imagen realista de este segmento de grupo objetivo.

De hecho, es una persona ficticia que puede verse como un promedio de un determinado grupo objetivo. ¿Conoces a esta persona, según tu propia investigación, rasgos de carácter, datos (edad, género, lugar de residencia, profesión, ingresos, etc.), intereses (pasatiempos, ocio) y más? Entonces tu público objetivo cobra vida. Esto te ayuda a ofrecer a este grupo objetivo exactamente lo que quiere y dirigirte a ellos exactamente de la manera correcta. De esta forma, ofreces un valor añadido real para el cliente (potencial).

  1. Comprueba lo que están haciendo tus competidores

Si buscas un determinado término en Google, notarás que casi nunca hay un solo proveedor. En otras palabras, la competencia es inevitable. Sin embargo, esta competencia no siempre es infranqueable. Si sabes cómo utilizar el marketing online para tu negocio, también podrás averiguar cómo lo está utilizando tu competencia.

Una mirada a su método de trabajo ofrece nuevos conocimientos a tu estrategia de marketing en Internet. Es posible que estén utilizando otros canales en línea para llegar a sus clientes. ¿Cómo se dirigen a su público objetivo? ¿En qué frecuencia se comunican? Si pones esto en fila, sabes en qué puntos lo puedes ir a hacer mejor. Siempre ten en mente tu propia misión y visión y no la pierdas.

  1. Determina qué recursos y canales utilizas

Durante este paso, observas qué recursos necesitas. Utiliza la información que has recopilado hasta ahora para esto. Puedes ver los canales que te permiten transmitir tu mensaje, los canales que utiliza tu público objetivo, los canales que te ayudan a medir tus objetivos y mucho más.

Ten en cuenta que no todos los canales tienen que ser adecuados para ti. Tal vez tu personaje del paso 2 use cinco tipos de redes sociales. Luego ve si está dentro de tu poder (tiempo y presupuesto) para hacer uso de esto. Lo más probable es que este no sea el caso. Entonces prioriza.

Para darte una idea de las posibilidades, hemos enumerado aquí una serie de recursos y canales para poder llegar a su grupo objetivo:

  • A través de las redes sociales (piensa en canales como Instagram, Facebook, LinkedIn o YouTube
  • A través de tu sitio web (piensa en una clasificación más alta en Google a través de SEO)
  • A través de marketing por correo electrónico (boletines, etc.)
  • A través del marketing de contenidos (posicionándote con blogs, vídeo, podcasts, etc.)
  1. Establece metas para obtener resultados

Hasta ahora ya sabes a qué se dedica tu negocio, quién es tu grupo objetivo, qué quieres transmitir a tus clientes (potenciales) y cómo puedes llegar a ellos. Ahora es el momento de establecer metas relevantes. ¿Qué quieres lograr con tu negocio? Sé crítico con tus objetivos. Léelos varias veces y pregúntate si no son demasiado generales. ¿Cuáles son tus indicadores clave de rendimiento? ¿Y cómo se miden estos puntos de referencia? Una gran ventaja para tu estrategia de marketing en Internet es que puedes medir una gran cantidad de datos digitalmente.

Consejo adicional: asegúrate de formular un objetivo de manera muy concreta y de evitar amontonar varios objetivos en uno. Por ejemplo, puedes dividir el objetivo de ‘Llegar a muchos blogs’ en varios objetivos:

  • Compartir una x cantidad de blogs de más de 1000 palabras en mi sitio web por semana.
  • Después de medio año de 1000 a 1500 visitas mensuales al sitio web.
  • Publica una publicación en las redes sociales que se refiera a este blog inmediatamente después de que el blog se haya publicado.
  • Realizar una duplicación del número actual de seguidores en las redes sociales después de seis meses.

Herramientas útiles para llevar un registro de tus objetivos

Para recopilar los datos para tu estrategia de marketing en Internet, utiliza herramientas con las que puedes medir. Tú compruebas si tus actividades realizadas también han sido efectivas. Usa Google Analytics para esto, por ejemplo. Esto te permite ver qué tan bien se visita tu sitio web, cuál es el comportamiento de los visitantes en tu sitio web y más. Otras herramientas incluyen SEMrush o Screaming Frog para el análisis de palabras clave y Ahrefs o Majestic para la investigación de backlinks.

  1. Elabora un plan de acción

Ahora que sabes lo que puedes hacer y cómo tu negocio puedes abordarlo mejor, tu estrategia de marketing en línea se beneficiará de un plan de acción. Tú tomas una serie de pasos por ti mismo en esto. Con estos pasos, tu empresa u organización está trabajando hacia una meta. Tienes una idea de lo que vas a hacer de la A a la Z. Esto le da tranquilidad a tu negocio porque siempre puedes recurrir a esto.

Lo que se incluye aquí difiere según la empresa. Puedes pensar en planes para la optimización de sitios web, optimización de motores de búsqueda, construcción de enlaces u otros asuntos.

  1. Mantén actualizada tu estrategia de marketing online

Aunque has podido trazar tu estrategia de marketing online casi por completo con los pasos anteriores, no está ‘terminada’. De hecho, ésta nunca se termina. El mundo del marketing online está en constante cambio. Constantemente hay nuevas tendencias que requieren que ajustes tus elecciones. Mantén esto en mente. Asegúrate de seguir sacando el máximo partido a tu estrategia. Si no lo haces, tus competidores lo harán y se aprovecharán de su ventaja sobre ti.

Prepárate para el futuro a través de tu estrategia de marketing online

Si has seguido todos los pasos, entonces tienes una estrategia de marketing online óptima con la que puedes empezar a puntuar. Utilízala como base para tus elecciones con respecto a tus campañas de marketing, optimizaciones y otras elecciones. Es importante que siempre te ciñas a la visión establecida de tu empresa. Tu estrategia de marketing online te ayudará con esto. De esa manera no tomas decisiones que quizás tengas que rectificar más adelante. Con tu nueva estrategia de marketing online, tu negocio tendrá un futuro fructífero y valioso.

Puntuación

Compartir este Articulo

Settings